Iluminación Carreteras y Tuneles

La iluminación de carreteras y túneles incrementa la seguridad del tráfico y al mismo tiempo, sirve de guía y orientación facilitando la conducción, especialmente en condiciones de visibilidad adversas.
El alumbrado vial aumenta también en un porcentaje significativo la fluidez de la carretera por la noche o con mal tiempo.

En este caso el requisito más importante es que la iluminación sea tan practica como económica, combinando una seguridad optima con el menor costo de propiedad. Las lamparas deben proporcionar una buena iluminación con un consumo eficaz, ademas de tener una larga duración, ya que la reposición de lamparas puntuales por fallos prematuros puede resultar muy cara y ademas provocar atascos e incluso accidentes. Sin embargo es menos importante que la calidad del color de la luz sea alta.

Los primeros fabricantes de lámparas recomiendan para este tipo de aplicaciones lámparas de sodio de alta presión (SAP) para autopistas, carreteras nacionales y urbanas, ramales y túneles. Halogenuros metálicos cerámicos para ramales y glorietas, así como sodio de baja presión (SBP) y vapor de mercurio para autopistas, carreteras nacionales y urbanas.