Buenas prácticas para el uso de la iluminación artificial

Buenas prácticas para el uso de la iluminación artificial

La iluminación artificial es un elemento inherente a las vidas de los países desarrollados. Todos sabemos de las bondades de la misma pero, también, hay que contemplar sus riesgos. La contaminación lumínica, el resplandor nocturno de las ciudades y la alteración de los ciclos circadianos en la salud humana son algunos de los efectos negativos de la iluminación artificial.

Centro de preferencias de privacidad

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar